Make your own free website on Tripod.com

CONSONANCIA Musicoterapia Clínica
Cuando consultar

Home

Cuando consultar
En que consiste el abordaje musicoterapeutico
Como empezamos a trabajar
Integrantes
Contáctenos

encabezado.gif

Cuando niños con o sin compromiso neurológico y niños en riesgo orgánico o ambiental, manifiestan signos y síntomas extremadamente sutiles o francamente observables que pueden comprometer su maduración y/o su desarrollo.

Cuando ciertos comportamientos, actitudes y/o situaciones obstaculizan o limitan el potencial de salud emocional y relacional del sujeto paciente.

Ante señales como:

  • 1. Signos de desconexión (de aparición paulatina o brusca).
    2. Gestos estereotipados (aislados y/o constantes).
    3. Actitud de aislamiento.
    4. Poco o nulo interés en el entorno (mundo externo).
    5. Señales que indican la pérdida de un saber o un comportamiento adquirido.
    6. Falta de impulso vital (falta de pedidos, enojos, emociones, intereses).

Alteraciones

 1) De relación y en la comunicación:

  • 1. Relación parento-filial caracterizada por la sobreprotección o el rechazo.
    2. Ambivalencia en la actitud de los padres hacia el niño.
    3. Relación de tipo sobreinvolucrada / subinvolucrada.
    4. Relación de tipo ansioso-tensa.
    5. Relación de tipo colérico hostil.
    6. Dificultad en vincularse desde la mirada.
    7. Falta de respuesta ante el propio nombre.
    8. Carencia de respuesta a ruidos y sonidos varios (en general o selectivamente).
    9. Falta de comprensión del código de intercambio (dame y toma).
    10. Intolerancia a situaciones grupales: imposibilidad de agruparse y/o de permanecer en grupo.
    11. Distintos grados de bloqueo en la expresión corporal-sonoro-verbal.

 2) De la expresividad emocional:

  • 1. Risa y/o sonrisa aparentemente inmotivada (por sensaciones internas).
    2. Llanto repentino y/o sin motivo aparente.
    3. Persistencia de sonidos guturales.
    4. Indiscriminación en las conductas afectivas (pegoteo y dependencia excesiva o rechazo y hostilidad).
    Del sueño y el dormir:
    1. Desorganización de los ritmos biológicos básicos (sueño-vigilia-alimentación).

 3) De los ritmos biológicos:

  • 1. Desorganización en los ritmos del sueño, de la vigilia y de la alimentación.

 

Ante niños que en el caso de acceder al habla presentan:

  • 1. Repetición constante de las últimas palabras dichas por el interlocutor.
    2. Ausencia de la primera persona en el lenguaje (niños que hablan únicamente en segunda y en tercera persona).
    3. Ausencia del si y el no en el lenguaje.
    4. Repetición de frases fuera de contexto, utilizadas sin sentido.
    5. Repetición de pautas publicitarias en cualquier momento y lugar.
    6. Utilización excesiva de neologismos.
    7. Dicho de otro modo, niños cuya verbalización no tiene sentido comunicacional ni relacional.

Ante problemas de conducta:

  • 1. Hipersensibilidad, hiporreactividad, desorganización e impulsividad.
    2. Pasividad exagerada, poca iniciativa para participar, integrarse y/o defenderse.
    3. Autocentramiento (aislamiento, falta de conexión).
    4. Poca o nula exploración de los objetos (tomar y arrojar sistemáticamente).
    5. Tendencia a la autoagresión (voluntaria o accidental).
    6. Gestos y actos de autoestimulación (repetición).
    7. Balanceo corporal con o sin gestos asociados (parpadeo, aleteo de brazos, etc.).
    8. Poca o nula manifestación del dolor.
    9. Tendencias heteroagresivas.

Ante niños que se les indica Tratamiento de Rehabilitación y/o Estimulación para lo cual es indispensable un óptimo establecimiento vincular surgido del despliegue de su expresividad.